la agenda para cambiar de época

la agenda para cambiar de época 2017-11-20T11:43:07+00:00

agenda para el año 226 según el calendario republicano francés, de otoño de 2017 a otoño de 2018

¡ah!, entonces es una agenda escolar

en absoluto, el calendario empieza siempre con el primer día de otoño y fue propuesto y aplicado en Francia durante la Revolución Francesa

pues no voy a aclararme con un nuevo calendario, no me interesa

no es ningún problema, la agenda incluye nuestro vulgar calendario gregoriano para hacer más fácil la transición, ya no tiene excusa para ser vulgar y gregoriano, ¡una agenda para cambiar de época!

descripción

  • agenda para el año 226 (2017-2018)
  • formato DIN A6 con amplio espacio para notas
  • encuadernación manual (cosido copto)
  • vista semanal con los dos calendarios (gregoriano y republicano)
  • textos, mapas e información sobre el calendario republicano
  • en catalán, castellano, francés y esperanto

¿me va a servir?

En todo momento verá las fechas en los dos calendarios, claramente diferenciados. Podrá aparentar ser un vulgar gregoriano pero guiarse en secreto por el nuevo calendario, o aparentar ser un friki sin remedio cuando en realidad sigue guiándose por los designios de nuestra santa iglesia.

La vista es semanal, de 7 días con inicio en lunes, por considerar que la organización en décadas de 10 días dificultaría la comprensión de la agenda. Confiamos que en futuras ediciones de la agenda ya no haga falta.

Los días y meses del calendario republicano se han mantenido en francés. Los del calendario gregoriano están en esperanto. Estamos convencidos que lundo, mardo, merkredo, ĵaudo, vendredo, sabato y dimanĉo no generarán confusión alguna, como tampoco januaro, februaro, marto, aprilo, majo, junio, julio, augusto, septembro, oktobro, novembro y decembro.

¿dónde conseguirla?

agenda 226

PVP: 10 €

el calendario republicano

Es un intento de racionalizar el calendario llevado a cabo durante la Revolución Francesa. El objetivo era tener un calendario sin referencias religiosas, y para ello se usan acontecimientos astronómicos y se intenta adaptarlo al naciente sistema decimal. Estuvo vigente en Francia entre los años 1793 y 1806 y durante la Comuna de París en 1871.

Se estableció el inicio de la era republicana en el 22 de septiembre de 1792, el día siguiente al de la abolición de la monarquía, dando fin a la era vulgar regida por el calendario gregoriano.

El año empieza siempre con el equinoccio de otoño en el hemisferio norte, y se divide en 12 meses de igual duración que se dividen en 3 semanas de 10 días llamadas décadas. Se añaden 5 días complementarios al final del año para completarlo. Cuando son necesarios 6 días se lo llama año sextil.

Además, cada día se dividía en 10 partes iguales llamadas horas decimales, el minuto decimal era la centésima parte de la hora y el segundo decimal era la centésima parte del minuto. El tiempo decimal, no obstante, tuvo una vida aún más corta y se abandonó su uso el 18 de germinal del año 3.

Al matemático Gilbert Romme se le atribuye el diseño del calendario, y al poeta Fabre d’Eglantine los nombres de los meses y días.

  • Los nombres de los meses derivan de fenómenos meteorológicos y de periodos del ciclo agrícola: vendimiario, brumario, frimario, nivoso, pluvioso, ventoso, germinal, floreal, pradial, mesidor, termidor y fructidor.
  • Los nombres de los días derivan de su numeral: primidi, duodi, tridi, quartidi, quintidi, sextidi, septidi, octidi, nonidi, décadi. Los días complementarios, también llamados Sans-Culottides, son los de la Virtud, del Talento, del Trabajo, de la Opinión, de las Recompensas y de la Revolución (este último solo los años sextiles).